Comida sana para los niñosLa mayoría de las enfermedades respiratorias comunes del invierno son producidas por una gran variedad de virus, y los niños no escapan de esto, en especial los menores de 5 años, que tienen entre 3 y 5 episodios de enfermedad por año. Las enfermedades respiratorias aparecen más por el contagio que se propicia por la falta defensas del sistema inmunológico que de las propias condiciones del clima.
Es vital entonces proteger y fortalecer el sistema inmunológico de nuestros hijos a través de una alimentación adecuada . En la dieta diaria de los niños para esta época de frío deben estar presentes suficiente cantidad de vitaminas y minerales.
El consumo de alimentos con vitamina C ayudará a fortalecer el sistema inmunológico y evitará los resfriados.las fuentes de donde podemos conseguir vitamina C son:  las frutas (el limón, la naranja, la mandarina; las fresas, los kiwis, el mango, tomate, melón) y las verduras (pimiento rojo y verde, espinaca, brócoli, coles de Bruselas).
La lisina es otro elemento que puede ayudar notablemente durante el invierno: aporta un óptimo aprovechamiento de los alimentos produciendo mayor energía favorece el apetito de manera natural y contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico de los niños. Las fuentes más ricas de lisina son proteínas animales tales como carne y pollo, pero también es encontrada en productos lácteos, huevos y frijoles.