Vidriera de liquidación atractivaEs época de promociones y liquidaciones de fin de temporada, por lo que es importante contar con una vidriera llamativa para atraer al cliente.

Contar con una vidriera creativa y atractiva es fundamental para llamar la atención del cliente, hacer que se detenga a mirarla, e incitarlo a entrar en nuestro negocio. Es nuestro primer contacto con el consumidor.

La vidriera es un mensaje visual que usamos para comunicar, ya sea precios, promociones o información extra de los productos. Antes, con sólo mostrar los productos bastaba, pero en la actualidad, con el híper-consumo y la cantidad de productos iguales, se necesita imaginación y recursos para atraer la atención del transeúnte.

Invertir dinero y tiempo en la vidriera, la exhibición de los productos y la atmósfera de un negocio, es una inversión que da resultados en poco tiempo. Acá te dejamos unos consejos para estimular las ventas:

-tener claro el concepto: ¿cuál es tu estilo? clásico, moderno, rústico? Calmo, divertido, formal? ¿Por qué te eligen los clientes? Porque tenés la última moda, manejás muchos talles y colores, o porque tenés mejores precios? Cada opción tiene una manera de comunicar diferente.

decoración: elementos que ayudan a transmitir el espíritu del local, y hacen que el cliente se sienta identificado. Por ejemplo: si vendés ropa de colores variados, podés poner pinturas, o frutas de colores para reforzar el concepto. El producto y la historia que contamos tienen que coincidir, de esa manera la ropa se “contextualiza” y la persona se imagina usándola.

-ubicación de los precios: siempre deben estar en la vidriera, y bien visibles. Se pueden usar pequeños marcos, letreros sobre cada artículo, vinilos pegados en el vidrio o sobre el fondo de la vidriera (si es cerrada). Para que sea atractiva es fundamental contar con un buen diseño gráfico. ¡No hacerlos a mano!

maniquíes: para la ropa de estilo básico, clásico y/o atemporal, se recomiendan los maniquíes neutros o realistas, con rasgos y cabellos imitando una mujer real. En cambio, si tu propuesta está más ligada a las tendencias y líneas juveniles, van los maniquíes hiperrealistas. Lo que importa es que el maniquí trasmita la propuesta de moda que se quiere comunicar, por lo que el look y los accesorios son fundamentales.

iluminación: además de crear una atmósfera, la iluminación sirve para focalizar y resaltar los productos. Se recomienda asesorarse con un especialista para aprovechar todos sus beneficios.

recambio: se recomienda renovar la vidriera cada dos semanas. Para que no sea muy complicado, se puede crear un concepto para la temporada, y luego hacer cambios cada par de semanas, o cuando entra nueva mercadería. Importante: NO sobrecargar la vidriera de productos! Destacar sólo los artículos más importantes o llamativos.

equilibrio: la vidriera tiene que estar equilibrada con el interior del local, desde el estilo a la cantidad de producto expuesto.

Emoción es la palabra clave. Una presentación bien pensada, con productos adecuados, buena atmósfera e iluminación, estimulan al cliente, quien se sentirá a gusto y comprará más. Si el presupuesto lo permite, es aconsejable buscar la ayuda de profesionales, como diseñadores gráficos, decoradores o vidrieristas, para que asesoren y ayuden a descubrir el potencial de una vidriera.

Fuente: www.materiabiz.com