newsletterHay muchas maneras de llegar a un cliente, pero si se trata de ofrecerle ofertas, mantenerlo informado y recordarles que nuestro negocio es la mejor opción a la hora de comprar o elegir un producto, no hay como el Newsletter.

¿Qué es un newsletter? Es un boletín de noticias que se envía por email a los afiliados para comunicar y promover productos o servicios, además de generar más negocios, hacerse “un nombre” en internet y mucho más; pero por sobre todas las cosas, sirve para crear una relación con el cliente y fidelizarlo, algo muy necesario en el mundo de hoy, teniendo en cuenta la cantidad de marcas que existen que luchan por acaparar al consumidor.

Para empezar, es importante crear una lista de suscriptores. No es tan importante la cantidad, como la calidad. Si se tiene un sitio web, se puede invitar a los visitantes a suscribirse al newsletter. Pero si no se cuenta con uno, otra opción para el que sólo cuenta con su local es pedirle a cada comprador su email, para que este pueda recibir en su casilla promos, ofertas e información de producto. Nadie se va a negar a eso!

Para el negocio de ropa infantil, las opciones se multiplican, ya que además de lo que mencionamos antes, se puede usar el email marketing para fechas especiales como el día del niño; enviar mensajes de cumpleaños (otro dato que se puede capturar del cliente, en especial si se trata de niños!) que queda muy bien porque les da a entender que pensamos en ellos y los recordamos en esa fecha tan especial. Podemos aprovechar también esa ocasión para ofrecerle un descuento por cumpleaños o un regalito especial si pasa por el negocio. Se puede aprovechar el newsletter para informar a las madres que ya está disponible la última colección de ropa (incluyendo fotos de las prendas) o mostrar nuevos modelos que vamos recibiendo y ofrecer descuentos por liquidación de temporada, entre otras opciones.
Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de hacer un newsletter, como ¿a quién mandárselo? ¿cuándo es el mejor momento? ¿cómo diseñarlo? por lo que a veces es mejor contratar a un especialista que se encargue de ello. Aún así cualquier comunicación bien meditada y armada que hagamos a nuestros clientes actuales ayudará en alguna medida a la fidelización. Si además podemos mostrar una de alta calidad las posibilidades comerciales aumentan. Lo importante es mantenerse en movimiento, imprimirle dinamismo a nuestras acciones comerciales y mantener una relación con los clientes, con los medios que tengamos a nuestro alcance. Como decía el gurú del marketing Stan Rapp “Concretar una venta es importante, pero lograr la fidelidad de los clientes es vital”.