Caritas sonrientes, el mono de WhatsApp, y muchos otros emoticones que son usados en las redes sociales para expresar cosas que no se pueden decir con palabras, hicieron su salto a la moda, apareciendo como estampado en diferentes prendas de vestir.

Son tan populares, que el Diccionario Oxford eligió al emoji que llora de alegría como la palabra del año 2015, en base a su popularidad. Este tipo de lenguaje se diversificó de tal manera, que muchas celebridades, como Kim Kardashian, Madonna, Michael Jackson, o el icono de la moda Karl Lagerfeld, lanzaron su propia colección de emoticones.

Por supuesto, los emojis terminaron llegando al mundo de la moda, incluso a accesorios como sabanas, almohadones, fundas para celulares, bijouterie (aros con forma de nubes lloviendo, helados, papas fritas) y mucho más.

La diseñadora Mercedes Salazar, quien desde hace un año ofrece accesorios inspirados en los emojis, asegura que estos se han vuelto un lenguaje de expresión para la gente joven. “Es un lenguaje profundo, un nuevo abecedario para expresar los sentimientos, sueños. Es más fácil ponerle una cara de furia que decirle a alguien: estoy furioso contigo”, dice la creadora.

Los emoticones también se pueden apreciar en trajes de baño, adornados con unicornios, gatos, nubes, monos, gallinas, y cualquier cosa que se te ocurra!

Otras marcas que han integrado los emoticones a sus colecciones son Zara, o la firma Del Toro Shoes con sus loafers con emojis bordados.

En esta línea Piquant inauguró su nueva colección Otoño/Invierno 2017 con un buzo para nenas que muestra el emoticón feliz y viene en color gris melange y talles 4 al 10. Combina perfecto con la  calza jackard letras negra, en talles 6 al 14. No te pierdas las primera novedades del invierno!