Albondigas de espinacas y salmonEs importante incorporar en los niños las verduras y el pescado desde que pueden comenzar a consumirlo, con el objetivo de que no se convierta en una pelea constante en el momento de las comidas. Para esto, es decisiva una buena y agradable presentación de estos alimentos, para favorecer una dieta los más variada posible y que los chicos no le tengan “idea” a determinados alimentos.
Por eso, te proponemos esta receta súper fácil , rica, y sana, ya que combina los ácidos grasos omega 3 del salmón junto con las junto con la fibra y vitaminas de las espinacas y verduras que acompañan el plato.

Albóndigas de pescado y espinacas

Ingredientes para el conejito de albóndigas de espinacas y salmón (para unas 12-15 unidades):

Para las albóndigas:

  • 250g de espinacas frescas
  • Media cebolla
  • Piel de medio limón rallada
  • 3 rodajas de salmón fresco – 300g aproximadamente (sin piel ni espinas)
  • Una pica de sal y pimienta
  • 3 rebanadas de pan de molde
  • Pan rallado (para el rebozado)
  • Aceite de oliva (para pincelar)

Para la decoración:

  • dos calabacines pequeños (para las orejas)
  • 6 zanahorias
  • 24 aceitunas negras
  • 12 cuadraditos de queso (para el diente)
  • Mayonesa

Preparación del conejito de albóndigas de espinacas y salmón:

Escaldar las espinacas en agua hirviendo 5 minutos, escurrirlas bien.

Picar muy fina la cebolla.

Cortar en tiritas finas el salmón, el pan de molde y las espinacas. (Si tenéis picadora o robot lo podéis picar  todo junto allí).

En un bol mezclar todos los ingredientes picados en el paso 3, con la cebolla, la ralladura de medio limón, la sal y la pimienta y remover bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Precalentar el horno a 200º.

Con las manos aceitadas formar bolitas de unos 4-5 cm de diámetro o al gusto y rebozarlas en pan rallado.

Colocar las bolitas e una fuente apta para horno, pintarlas con un poco de aceite de oliva y hornear unos 15-20minutos. Si lo deseáis en lugar de hornearlas las podéis freir en ambundante aceite caliente.

Lonchear el calabacín a lo largo con un cuchillo y pelar las zanahorias cortándolas a la mitad. Cocinar ambas hortalizas a la plancha.

Para montar el plato colocar dos albóndigas juntas a modo de bigote y hacer rayas con mayonesa. Colocar los calabacines a la plancha para las orejas, la zanahoria en la boca y un cuadradito de queso para simular el diente.